(449)500.04.10 contacto@utr.edu.mx

Y VIVIERON… ¿INFELICES POR SIEMPRE?

¿Para qué pedir ayuda?

Los seres humanos hemos buscado la felicidad desde que tenemos uso de conciencia. Existen miles de libros de autoayuda, imágenes en Instagram, videos, bloggers, youtubers que enfocan sus contenidos en decirnos cómo ser felices, y a pesar de todo esto, parece que nunca estuvimos tan confundidos.

La felicidad no es un mandato, ni una obligación, ni existe una receta mágica para encontrarla, porque NO es un objeto. La felicidad no se obtiene, no se encuentra, no se pierde.

No hay nada que cause más angustia que la preocupación de no ser felices, o de estar desperdiciando nuestra vida.

Hablo con jóvenes y adultos todos los días, la mayor parte de ellos sienten una gran preocupación porque no son felices. Es decir, además del sentimiento de insatisfacción y tristeza con su propia vida, le sumamos la angustia de no estar cumpliendo con la responsabilidad principal como ser humano: SER FELIZ.

¿Te suena familiar?

Y entonces te sientes deprimido y además fracasado. ¿Cómo es que todos mis amigos en Facebook son tan felices? ¿Cómo es que todos mis contactos en Instagram son felices y tienen vidas tan interesantes? ¿Cómo es que me estanqué de esta forma en la vida? ¿Hay alguien que se sienta tan angustiado/fracasado como yo ahora?

Es posible que te identifiques con esto, si es así tengo algo que decirte: está bien si no eres feliz en este momento.

La presión constante por SER FELICES, no nos permite ir al fondo de la situación: la angustia es una alarma, una señal que nos indica que es momento hacer un cambio en nuestra vida. Y no tiene que ser un gran cambio, simplemente necesitamos ponernos atención a nosotros mismos.

Cuando toda tu atención está enfocada en evitar la tristeza, evitar el enojo, evitar “sentirte mal” es como si tuvieras una nube que no te deja ver lo que hay detrás.

No hay que tener miedo a las emociones “negativas” (en realidad no son negativas), como la tristeza, el enojo, la ansiedad. Hay que encararlas y vivirlas, para poder descubrir el mensaje que traen para nosotros.

Los seres humanos somos cíclicos. Todo en nuestra vida gira alrededor de ciclos: las etapas de la vida son ciclos (infancia, adolescencia, adultez, vejez), los años nuevos son ciclos, los días y las noches son ciclos, y en la vida, nuestros estados emocionales también son cíclicos.

Todas las personas atravesamos por etapas de profunda insatisfacción y angustia, algunas veces sabes cuál es la razón, y a veces no encuentras explicación.

Ten paciencia.

Los ciclos toman tiempo y  está bien tomarte tu tiempo para volver a sentir paz.

Seguramente has leído o escuchado la palabra “resiliencia”, suena muy rimbombante y complicada, pero es muy simple. Significa que TODAS las personas tenemos la capacidad de seguir adelante, de seguir avanzando, atravesar por situaciones difíciles y aun así: volver a estar bien.

Es normal que cuando nos sentimos deprimidos o confundidos, aparezca una terrible pregunta en nuestra mente: ¿Y si YO no tengo la capacidad de ser feliz? ¿Y si YO no soy normal y nací para estar deprimido?...

Descuida, esos pensamientos son normales. ¡Tan solo necesitas un acompañante! Y NO, no hablo de una pareja que venga a salvarte de las tinieblas. Hablo de un acompañante que pueda escucharte, orientarte y hacerte saber que no estás solo. Recordarte que eres resiliente, que eres capaz, darte confianza de saber que saldrás adelante.

Si estas palabras que has leído te dieron algún sentido, quizás sea una buena idea pedir ayuda, buscar un profesional que pueda ser tu acompañante y comenzar a darte a ti mismo la atención que mereces.

Y recuerda que muchas veces encontramos lo que deseamos cuando dejamos de buscarlo desesperadamente.

 “¿Cómo vas a ser feliz jamás si no dejas de compadecerte? Escucha, cuando era niña, me pasaba horas buscando mariquitas. Pero un día, me rendí y me quedé dormida en la hierba. Al despertarme... las tenía por todo el cuerpo. “

BAJO EL SOL DE LA TOSCANA

 

 

Contacto:

Lic. Psic. Ana Victoria Ochoa Comte

Oficina de Asesoría Psicopedagógica – Edificio C planta baja

Universidad Tecnológica El Retoño

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(449) 50 00 410 ext. 2005